Cambiando campos de minas por campos de llenos de esperanza y paz.

Ingenieros Militares del Batallón de Desminado No.60 “Coronel Gabino Gutiérrez” adscritos a la Brigada Especial de Ingenieros, se encuentran desminando territorios contaminados con presencia de minas antipersonales y artefactos explosivos improvisados en San Vicente de Chucurí, departamento de Santander.

La unidad Bélgica 3 de este Batallón de Desminado de los Ingenieros del Ejército, está trabajando incansablemente en ese sector con el objetivo de liberar estos territorios de estos enemigos mortales, sembrados vil y cobardemente por los grupos narco terroristas, sin importar si con estas trampas afectan también a la población civil inocente del conflicto armado.

_MG_0771

Esta unidad ha trabajado de manera exitosa en 11 operaciones de desminado durante el año 2013 y se encuentra ahora interviniendo las veredas aledañas a San Vicente de Chucurí como El Filón, Alto Viento, Taguales Bajo y Pamplona. A la fecha se ha conseguido despejar 31.380 m2 neutralizando 12 artefactos explosivos improvisados y una munición sin explotar, permitiendo que 60 familias de estas veredas puedan dormir tranquilos y otros, soñar que el retorno a sus tierras sea una realidad.

Durante décadas anteriores, esta zona se vió fuertemente afectada por grupos narco terroristas, quienes implantaron un régimen de terror y sembraron estos artefactos, atraídos por la riqueza de estas tierras donde se cosecha plátano, café, cacao y abunda la producción agrícola, blanco fácil para que estas organizaciones ilegales extorsionaran a los campesinos y les hicieran dejar sus tierras para quedarse con ellas.

“El temor siempre fue latente” afirma Julián Rugeles, habitante de una de las veredas que están siendo desminadas por el Ejército Nacional. “Antes que llegaran los desminadores a uno le daba miedo salir por acá, porque es bien sabido por todos de la existencia de las minas, especialmente en las zonas cercanas a las vías por donde uno saca los productos agrícolas a la cabecera municipal. A mi personalmente me daba miedo ingresar a ciertas zonas, siendo tierra tan fértil. En cambio con la llegada de los Ingenieros del Ejército, pues podemos volver a cultivar estos terrenos permitiéndonos una mejor calidad de vida para mí y mi familia, de igual manera hay una mayor seguridad para desplazarnos de un lado a otro. Nos sentimos mucho más seguros y protegidos para sacar nuestros productos agrícolas a los pueblos. La gente ha regresado, estas veredas tienen más vida y productividad”

Hasta hace menos de tres años, las veredas que ahora están siendo desminadas eran verdaderos pueblos fantasma, con una comunidad campesina bastante golpeada por el flagelo de la guerra de las décadas anteriores y vieron en el Ejército Nacional, una esperanza para poder regresar a sus fincas y tierras que tuvieron que dejar abandonadas en manos de los grupos narco terroristas. Hoy encontramos, gracias al trabajo de los Ingenieros Militares, una comunidad más tranquila, segura, próspera y con confianza en el estado, recuperando sus esperanzas y tierras, proyectando bienestar y mejores ingresos para incrementar la calidad de vida de sus habitantes.

“Me siento muy agradecido con los desminadores que nos están ayudando” concluye Rugeles. “Nos dan la oportunidad de utilizar nuestras tierras y de volver a ellas, las podemos cultivar y cosechar sin resigo de presencia de minas. Esperamos que este trabajo de desminado se siga haciendo en beneficio a la comunidad campesina, y gracias a Ejército que nos está devolviendo nuestro campo, nuestra vida y nuestra tranquilidad.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s